miércoles, 22 de julio de 2015

Iglesia San Charbel. Aníbal Laydera V.

IGLESIA SAN CHARBEL






Las palabras buena y encendida de fe del Obispo de la Diócesis de Los Teques Monseñor Dr. Mario Moronta Rodríguez, en misa concelebrada abrió a la concurrencia las puertas de la iglesia de San Charbel (Santo Libanés) en el sector Montaña Alta de Carrizal, es una ceremonia inaugural verdaderamente impresionante, debido a la muy nutrida feligresía que llenó las naves (una amplia sala) en su mayoría procedente de las urbanizaciones que conforman el lugar.
El acto litúrgico se realizó el martes veintitrés (23) de abril de mil novecientos noventa y seis (1996) de cinco y cincuenta de la tarde a las nueve de la noche. Los fieles vieron y oyeron a sus dignatarios esenciales doctores Pio Bello Ricardo, Eduardo Boza Masvidal, a los Obispos Mario Moronta Rodríguez y al Moronita Wadih Pedro Talla, a los párrocos de los Altos Mirandinos Miguel Hernández, Alfonso Gutiérrez, Armando Rodríguez, Leonel Vera, Armando Requena y al gobernador Enrique Mendoza, al ex –gobernante Dr. Arnaldo Arocha Vargas, al alcalde de los Salías, a nuestro alcalde profesor F. R. Palacios Colina, a la mayoría de nuestros concejales, altos y empleados medios de la municipalidad, y a más de mil creyentes que desde la Cancha deportiva local en un desfile digno de encomio plenaron el moderno templo. Hubo también intervención de la Coral Niños Cantores de Carrizal y en el abrazo de paz, una fraternidad pocas veces observada en dicha comunidad.
La hermosa y amplia iglesia fue un obsequio a Carrizal de los hermanos Torbay (Mauricio y Eduardo) como un presente por el milagro concedido a la hija de Mauricio por San Charbel, quien la devolvió el don de la voz que tanto la esposa como el propio Mauricio le habían solicitado y que les fue concedido. El apetecido milagro obligó a los Torbay a cumplir su promesa, y Montaña Alta resulto depositaria de una prenda cristiana preciosa con suficiente capacidad y comodidades.    




POR: ANIBAL LAYDERA VILLALOBOS
Publicar un comentario