lunes, 10 de agosto de 2015

Reseña Comunidad Santa María, Km. 19, Carretera Panamericana.


BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA COMUNIDAD
“SANTA MARÍA”, KM. 19 CARRETERA PANAMERICANA




En los años ´70, el Decreto de Desconcentración Industrial dictado por el entonces Presidente de la República Dr. Rafael Caldera, desplazó numerosas industrias caraqueñas hacia los Altos Mirandinos, lo que produjo la migración de mano de obra y la perspectiva de numerosos nuevos empleos para muchos venezolanos.  Es así como procedente del Estado Zulia el ciudadano Pedro Pablo Polanco conjuntamente con su esposa la señora María Pastora Álvarez, llegaron a éstos lares en busca de una “nueva vida”.
Al arribar, buscaron un sitio donde construir una vivienda y después de caminar de un lado a otro por todos estos Altos y ceñir la mirada en tantos bordes de cerros, un poco más abajo del Km. 18, en sentido hacia los Teques, en la Carretera Panamericana encontró atractivo y oportuno un recodo, al lado de la Quebrada Santa María. Ésta Quebrada pertenece una de las microcuencas del municipio Carrizal, situada al oeste del Municipio, y circunda las vecindades de Los Cerritos; tiene sus afluencias o fuentes en las aguas El Cañaón, vuelta de los Yagrumos y Laguna de Los Patos.
El sitio era bastante  accidentado, sin embargo le pareció a Pedro el  propicio para continuar su vida de pareja y en ese rincón se instaló para luego mandar a buscar al Estado Zulia, al resto de su familia.
El primero que se vino de todos los hijos del señor Pedro Pablo, fue Delfín Álvarez  Chirinos, quien se enamoró literalmente del sitio y al igual que su padre, trajo a sus hijos Pedro José, Omaira, Eva, Francisco, Pastor y María, a residir en ese lugar, que luego llamaron Comunidad Santa María, en honor a la quebrada.
Los Álvarez Chirinos, como se apellidan, ha visto crecer allí a los integrantes de su familia que asciende aproximadamente a 100 personas, además de dos familias más que viven en el sitio y no pertenecen a su descendencia.
Desde que llegaron al sitio,  no han tenido, según testimonios de los habitantes, ningún tipo de ayuda gubernamental.  Todos los servicios que han conseguido se deben a diligencias personales y autogestión. No tienen bodegas, ambulatorios, ni ningún otro tipo de asistencia de salud o servicios.
Ha habido tres (3) eventos que tristemente han marcado a los habitantes de la comunidad: En el año 1983, viniendo de los Teques, fue atropellada al cruzar la panamericana, la señora María Irene Chirinos, esposa del señor Pedro, fundador de la comunidad, quien falleció posteriormente en el hospital. 
En el año 2000, fue también atropellada Luisa Chirinos con sus dos hijos Daysi y Wilder.  Falleció el varón Wilder en el accidente.
En el año 2008, perecieron también producto de arrollamiento, Jeyson y Delvis Ortiz, hijos de María Álvarez Chirinos, quien nos concedió ésta entrevista.
La comunidad cuenta aproximadamente con 15 viviendas, en mediano estado de conservación y espera la colaboración de entes municipales y gubernamentales para solventar la inmensa cantidad de problemas que le aquejan.



Publicar un comentario