martes, 11 de agosto de 2015

Reseña Histórica Comunidad Las Aguaditas

RESEÑA HISTÓRICA DE LA COMUNIDAD

LAS AGUADITAS




Calle y habitantes de la Comunidad Las Aguaditas
Fotografía tomada de carrizal-miranda.gob.ve


Hace ya muchos años, las señoras María de Lourdes, Carmen Teresa y Berta Emilia del Rosario Campagna Álvarez, todas mayores de edad, venezolanas, solteras, recibieron un lote de terreno herencia de sus padres.  Estas señoras a su vez, en el año 1985, específicamente el 21 de junio, otorgaron un poder al Dr. Atilano Mendoza Mujica, mayor de edad, de profesión abogado, mediante el cual pasaba a ser el apoderado de dichos terrenos.
Estos terrenos a su vez fueron vendidos por el Doctor Atilano Mendoza, al Doctor Ricardo Fraga Otero, venezolano, de profesión Abogado.  El señor Atilano Mendoza le vendió todos los terrenos antes mencionados al Doctor Ricardo Fraga Otero, por lo cual el mencionado comprador es el único propietario del lote de terreno deslindado que se ha hecho referencia, según se evidencia de documento protocolizado de la Oficina Subalterna de Registro, el día 26 de agosto de 1891. El precio de la venta es la cantidad de Doscientos Veinte Mil Bolívares (Bs. 220.000,oo), que en dinero efectivo y a su entera satisfacción, recibió para sus representadas en éste acto, con el otorgamiento del documento tramitó al comprador la plena propiedad, posesión y dominio de la totalidad del deslindado lote de terreno.
El comprador a su vez con el paso de los años, comenzó a vender éstos terrenos a los habitantes de Las Aguaditas: Doña Julia Castro, Vivián, Pedro Aular, Félix Cartaya, José Díaz y José Pérez, entre otros.
El lugar denominado Guare-guare, específicamente el sector conocido como Altos del Paují, es hoy parte de Las Aguaditas.
Es un sector de precioso paisaje donde el verdor fresco es permanente y el oxígeno del área gratifica el espíritu de los que habitan o visitan ésta parte de Carrizal.  Su nombre proviene de la abundancia de manantiales en la zona.  En los años ´40, se inició la población de ésta comunidad según testimonios del señor Pedro Pablo Díaz, nativo de Carrizal y específicamente de “Las Aguaditas”, quien dice haber visto “muchas aguas correr”, literalmente hablando. 
Para ese entonces no había carretera sino un paso de mulas y burros que les servía para conducir los productos campesinos hasta el pueblo.  En principio, la comunidad se inició con cuatro (4) familias: los Quintana, los Ávila, los Pereira y los Díaz.
Nos cuenta que la primera carretera se abrió en los años ´50 con la llegada de los Cartaya y aún así era una vía de tierra; los pocos vecinos que se aventuraban a vivir en la localidad, tenían que “amasar el barro”  para poder subir y bajar.  No fue sino hasta el año 77, que Doña Julia Castro hizo la petición del asfaltado.  Posteriormente Doña Julia, prometió a todos los habitantes que haría lo que fuera para conseguir el alumbrado público, tras la muerte de un niño del barrio y que habían tenido que velarlo sin luz, razón que bastó para que los habitantes se organizaron y la nombraron presidenta de la Junta de Vecinos tanto de Las Aguaditas junto al sector Gran Colombia, que para ese entonces se llamaba “Barrio Sin Ley”.  A los 8 días llegó la noticia que a los sectores le iban a poner servicio eléctrico.
  Anteriormente cuentan que de Guare-guare y Guare-guarito, subía la gente por el camino de mulas y traían sus difuntos por esa vía de barro y los enterraban en Carrizal.  También se dice que por ese camino transitaron los españoles y una leyenda cuenta que el realista Monteverde, enterró un cuantioso tesoro por esos lados.
Durante la administración del Dr. Said Raidán, se comenzó a mejorar la vía de acceso tras un estudio que reveló que era mejor hacerlas de concreto para que durara más, por la alta incidencia de agua.  Durante el gobierno de Arnaldo Arocha se comenzó la construcción de 2.5 Km. de vía, la cual llega hoy al final de la comunidad.
Antes la actividad pecuaria y agrícola era más intensa.  Los Cartaya sembraban papas, cebollín, cebolla, lechugas, naranjas, vainitas, criaban aves de corral y las vendían al igual que los huevos.  Hoy continúan con su trabajo pero a través de plantas ornamentales y flores.
Las Aguaditas se comunica con Gran Colombia y Barrio Bolívar.  Es una comunidad tranquila de buen clima y abundante fauna entre las que podemos mencionar: guacharacas, reinitas, paraulatas, rabipelados, zorros y hasta no hace mucho hubo venados y leones criollos.
Entre los personajes más queridos y respetados de la comunidad se encuentran: Vivián (ya fallecido), Doña Julia Castro (fallecida) y el señor Mario, dueño de la pollera.
Es una comunidad organizada en la cual ha habido aproximadamente 3 Presidentes de Asociación de Vecinos, hasta el momento en que se hizo ésta Reseña, en el año 2004 y tenía aproximadamente 80 casas, y una población aproximada de 450 personas.






Publicar un comentario