miércoles, 30 de julio de 2014

Bol. 5 / Julio ´02. 24 de Julio

24 DE JULIO DE 1783

Nace en Caracas en esta fecha, un niño excepcional, quien con el correr de los años, habla de mover la historia latinoamericana hacia sitiales de justicia y honor.
Sí, honor y justicia. No de otra manera puede catalogarse la obra histórico-social que gestó y ejecutó el genio de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, como fue bautizado por su primo el sacerdote Juan Félix Jerez.
Quizás la muerte prematura de sus padres influyo en el forjamiento de su carácter y poder de decisión del joven. Sin embargo, podemos afirmar, sin lugar a dudas, que fue aquel estado de dependencia grosera y aquella humillante situación de su Venezuela durante más de trescientos años de sumisión a España, las causales fundamentales de las ansias de justicia de El Libertador. Por supuesto que aquel temple especial hubo de ser perfilado, formado y educado por maestros como Don Andrés Bello, Miguel José Sanz y el padre Negrete. Cabe mencionar, de manera especial, la formación impartida por Don Simón Rodríguez, maestro de maestros y por Francisco de Miranda, tutor de su post-grado.
Bolívar se inició en la Milicia local un 14 de enero de 1797, en el Batallón de Milicias de Blancos, ubicados en los valles de Aragua. Año y medio después era ascendido a sub­teniente por su aplicación, buena conducta y demostrado valor.
El 19 de abril de 1810, no está presente Bolívar en los acontecimientos de la gesta memorable. Había sido confinado a una hacienda en San Mateo, por sospechoso de conspirar contra la corona. Esto indicaba que si estaba en el movimiento,  comprometido con su causa. Tan pronto como puede se incorpora al Partido Radical que abogaba por la
Independencia total de España. Junto a Bolívar están en la Junta Patriótica Miguel Peña, Coto Paúl, José Félix Ribas, Jesús Muñoz Tebar, los Carabaños, los Salias, los Yánez, los, Álamo, los Buroz, los Montillas, los Sanz, los Roscio, los Briceño, los Ponte, los Sosa y el canónigo José Cortes de Madariaga.
El carácter y el compromiso de Bolívar por la causa de la libertad fue identificado en el seno de la Junta Patriótica el 4 de julio de 1811, cuando pronuncio su famoso discurso en el cual señalaba: "Se discute en el Congreso Nacional lo que hoy debió estar decidido. Dicen que debemos esperar y tener calma. ¿Esperar que?..¿300 años de calma no bastan?
El Congreso Nacional debe oír a la Junta Patriótica. Venezuela debe declararse libre de España. Una comisión de la Junta Patriótica presentó esta moción al Congreso donde aun había dudas al respecto. El 5 de julio de 1811, los miembros del Congreso Nacional firmaron el ACTA DE LA INDEPENDENCIA DE VENEZUELA de la corona española.



Pro/. Hildemaro Mago, (Cronista Municipal y su Equipo)


Bibliografía:
. Revista Símbolos, Grupo Gruínca, año 2000, Los Teques,
    Edo. Miranda.
. Cartilla Bolivariana. Marcelino Mora Vivas, 1999,

    Carrizal, Edo. Miranda.
Publicar un comentario