jueves, 26 de marzo de 2015

Biografía de Francisco José Palacios.

FRANCISCO JOSÉ PALACIOS

EPÓNIMO CULTURAL DE LOS ALTOS

 MIRANDINOS








Imposible concebir a carrizal en la segunda mitad del siglo XX sin mencionar al prof. Francisco José Palacios.
Este ciudadano quedo diluido en el tejido social altomirandino como la miel de la caña en la savia de esta gramínea. Y no diluido para debilitar, no, sino para construir, para ayudar, pasa asistir, para forjar con su trabajo diario el quehacer educativo, cultural y social de este estado.
Los Altos lo vieron llegar sin fanfarria, con grandes cargamentos de esfuerzos e ilusiones.
Pancho, como era conocido, además de maestro de escuela  era el amigo, el consejero, el luchador social que utilizaba parte de sus ingresos para que algunos carrizalenses, que no eran pocos, pudieran hacer quizás la única comida del día.
Conocidas fueron sus luchas en pro de la cultura, la educación y el desarrollo social en el estado Miranda, trabajaba a tiempo completo en su proyecto especial, el Ateneo Popular de Carrizal, como el lo llamaba.
Mucho tiempo invertía en lograr la oportunidad de centros de alfabetización para obreros, campesinos y trabajadores en general.
El los llamaba La Universidad Popular.
Nació el prof. Palacios en Mendoza, pueblecito cacaotero de Miranda, cercano a Caucagua. Su niñez la pasó ayudando a sus padres en labores del campo.
Recibió las primeras instrucciones educativas de manos y boca del no menos meritorio prof. Castro Felipe Mijares, maestro por excelencia.
Aún no concluía su primaria (básica) cuando sus padres se mudaron a Caracas; fue en el Colegio San Juan Bautista donde terminó la primaria.
El bachillerato lo concluyó en 1960 en el Liceo Nocturno Juan Vicente González. Salió seleccionado en el Servicio Militar obligatorio y cumplió con ese deber; con ese deber; alcanzo el grado de Sargento Mayor.
Terminando el servicio militar, continuó con su inclinación educativa. Consiguió trabajo de maestro de escuela en Paracotos. En esos días contrajo matrimonio con Ana Maria Colina, de cuya unión nacieron nueve hijos.
Mientras trabajaba continuaba con su formación en distintos centros de formación docente. En el Instituto de mejoramiento profesional del Magisterio culminó sus estudios superiores.
Como dirigente gremial participó en muchas actividades y convenciones de la Federación Venezolana de Maestros, a la cual llego a través del Partido Acción Democrática.
En los avatares políticos docente se acercó mucho a la concepción de modelo educativo promovido por el maestro Luís Beltrán Prieto Figueroa, el Estado Docente y el maestro como Líder.
En 1956 es nombrado director de la escuela Rural José Manuel Álvarez de Carrizal. Por las aulas de esta escuela han pasado centenares de líderes de Carrizal y los Altos.
A través de la dirigencia gremial utiliza su lucha educativa, cultural y social para presentar en distintos escenarios proyectos para elevar el nivel de vida de los pobladores. Uno de esos grandes proyectos fue el Ateneo Popular de Carrizal. En este sentido movilizó todas sus energías.
En el año de 1969 ocurre un hecho político que volcó su historia. El Dr. Luís Beltrán Prieto Figueroa es electo por su mayoría dentro de los CES (Comités Ejecutivos Seccionales) como candidato Presidencial para las elecciones del 69. La dirección política de A.D. desconoce la candidatura de Prieto. Los disidentes entonces nominan a Prieto como candidato mediante un nuevo movimiento político denominado Movimiento Electoral del Pueblo (MEP).  El prof. Palacios se fue con el M.E.P.
El cambio de partido no mermó las inclinaciones de lucha de Palacios. Creo que las potencio. Palacios participó en la conformación del municipio Carrizal a través de las juntas promotoras. Participó igualmente en las primeras elecciones para Alcalde. No gano pero dejo sendas enseñanzas de honestidad, constancia, trabajo y fe política.
A partir de los años 70 Palacios logra la apertura de varios centros educativos para la alfabetización de adultos en las comunidades de Brisas de Oriente, José Manuel Álvarez, Casco Central, Corralito y Barrio Bolívar.
Por esos días crece en Carrizal la solicitud de un liceo, actividad en donde participó Palacios activamente.
El Liceo M.M. Villalobos abrió sus puertas en 1975 en La Escuela Granja.
En los años 80 el gobierno central construyó su sede definitiva al lado de la Comunidad Los Pozotes.
El proyecto del ateneo popular de Carrizal continúo su evolución en varias instancias: Gobernación, Concejo Municipal de Guaicaipuro y Consejo Legislativo.
Fue la Alcaldía de Carrizal la que inició su construcción ayudada por las instituciones mencionadas.
Palacios nunca se detuvo. Hacia rifas, buscaba ayuda con el Rotary Club de Carrizal, con los paisanos. Montaba espectáculos culturales, realizaba exposiciones de pintura y escultura en la vieja casona al lado de la cancha.
Siempre ayudado por doña Josefina Ortega, por el Dr. José Arrieta, por el sr. Barbera, Lina Luongo, la prof. Luisa Betancourt, la Sociedad Bolivariana y tantas otras instituciones y personas.
Nadie se negaba ante la solicitud de Palacios pues sabían de sus luchas en pro- del ateneo.
Se inicio la obra pero hubo de detenerse varias veces por diferentes motivos.
Palacios enfermó abruptamente y ya no pudo comandar la completación de su ateneo. Una inesperada gravedad liquidó la vida de este insigne luchador cultural. Afortunadamente la obra continuó y culminó en 1997, cuando fue inaugurada por su hijo, Alcalde para ese momento, prof. Félix Palacios. Por los méritos del prof. Francisco el ateneo fue bautizado con su nombre y recibió el nombre de Complejo Cultural de Carrizal Francisco José Palacios. Se hizo justicia ante la lucha tenaz de quien en vida trabajó sin descanso para la consecución de tan anhelada construcción. El complejo cuenta con una cancha techada, bautizada como Eduardo Pardo en honor a este otro luchador social y deportivo.  
Sala de exposiciones, salón de talleres de pintura, escultura, repostería y pastelería. Teatrito para 300 personas con tarima especial para  teatro y otras actividades; oficinas de cultura, educación, sociedad Bolivariana y oficinas para la dirección de Desarrollo Social.
Mucho de lo que Carrizal disfruta ahora en material cultural, educación y salud se debe a las luchas de Francisco José Palacios y las personas que lo acompañaron. Honor a quien honor merece. El nombre de Francisco José Palacios es símbolo de lucha para las generaciones actuales y futuras y en especial en los Altos Mirandinos.


Profesor: Hildemaro R. Mago
                                                                                 Cronista Municipal  
Publicar un comentario