lunes, 11 de mayo de 2015

Puntas de Silex en Carrizal

PUNTAS DE SILEX EN CARRIZAL
 Lic. Aníbal Laydera V.


Toda la comunidad humana de Carrizal conoce la ubicación de QUEBRADA HONDA (Carrizal, vía San Antonio-San Diego); lo que sí ignora la mayoría de dicha localidad es que bajando por GUAREGUARE o por LOS VECINOS (el más antiguo asiento de la susodicha población), en terreno de los Camejo, actualmente, y frente al sitio denominado PLAN DEL MUERTO, en la orilla derecha de la referida QUEBRADA, en donde hay un microsalto, y una cárcava (pozo) surtida a cada lado por visibles piedras de cuarzo, en su mayoría cristalizado (datan de cinco a diez mil años) equiparables a los vestigios de la espelunca Coy Coy de Uria, Edo. Falcón (una que otra calcedonia y restos escondidos de OPALO AMORFO).  Éste material ha llegado a mis manos gracias a la curiosidad de Ramón Godoy, vigilante de una empresa de San Diego, y radicado en sector limítrofe al PLAN antes mencionado, quien comenta que “estaba abriendo una zanja para verter aguas negras en la quebrada, a finales de enero del año en curso (2003)”,  cuando al finalizar su labor encuentra varias piedras de punta afilada (como puntas de flechas, me informa) y otras de canto rodado, las que mete en una bolsa plástica, y me las regala, ya entrado el mes de febrero (2003) , por estar enterado de mis trabajos históricos y geográficos.
Tuve la suerte de recibir las piezas (lo cual agradezco infinitamente) para mí de valor emblemático por las razones que presento de inmediato: hice un estudio y preguntas tipo consulta, a personas versadas en la materia, llegando a las conclusiones que siguen: pueda tratarse  de un afloramiento lítico de 5 a 10 mil años; puede tratarse de un arsenal de la tribu Curupay o Parupay (palabra de origen Piaroa), cuyo jefe en época de GUAICAIPURO, es EPOIMA, con pueblo en LOS BUDARES ó ACAGUAIMA (para el Hno. Nectario María, en su obra: “LOS INDIOS TEQUES Y EL CACIQUE GUAICAIPURO”, colección 5 de A.T.M. Los Teques, 1978, pág. 72), afirma en su libro que EPOIMA siempre estuvo aliado con el CACIQUE TEQUE”.
Imagen Satelital de Los Vecinos
            Lástima que CARRIZAL poca importancia ofrece a tales manifestaciones ancestrales (carece de MUSEO a pesar de su riqueza arqueológica) y que el hallazgo de GODOY fortalece la identidad y autoestima de los carrizalenses al evocar los episodios de sus primitivos ascendientes, posiblemente ARWACOS (Arahuacos) ó Caribes, que utilizaban el pedernal ó el silex para la caza, pesca, agricultura y defensa, y en la guerra para el triunfo o la derrota, según el armamento contrincante.
            He invitado a Silvio Arcia y algunos interesados para rescatar con excavaciones muestras de Q.H. y desenterrar del cauce de la Quebrada Santa María, el cañón, de cien o más años atrás.  Y al contar con los quipos lo intentaremos.



Publicar un comentario