lunes, 15 de junio de 2015

Comunidad Gran Colombia (I)

CRÓNICAS DE LAS COMUNIDADES
GRAN COLOMBIA
(PARTE I)



Cuentan los vecinos, como la Sra. Julia Castro y La Sra. Gladys Bello de Rivera que en las partes altas de Las Aguaditas no había viviendas y solo se estaban utilizando las partes bajas. Según refieren eran terrenos baldíos, aunque algunas familias afirman que eran parte de su propiedad. Hubo reclamo legal y al final de la diligencia los terrenos fueron donados a los habitantes como señala la señora Gladys Bello. Todo el sector de la parte alta se constituyó como la Comunidad Gran Colombia (antes Barrio Colombia).
Es una comunidad más bien pequeña, de unas trescientas personas. Se accede a ella  mediante una carretera que se extiende detrás de Prodalam; el asfaltado fue logrado a través de las diligencias de la Junta de Vecinos. La escalera principal, la cual linda con el profundo valle de Santa María, comunica a todos los sectores de la comunidad, desde el módulo policial hasta la parte de abajo que colinda con Las Aguaditas.
 Uno de los primeros presidentes vecinales fue el Sr. Heriberto Pérez, quien emprendió una serie de acciones, al lado de otros dirigentes, tendientes a lograr  obras indispensables para la comunidad. Es así como en el año 73 y siguientes se consiguió el tanque para el agua y el asfaltado de la vía de acceso. Para entonces el barrio disfrutaba de electricidad,  gracias a las diligencia de la Sra. Julieta., quien narró lo siguiente:  “…A partir de la muerte de un niño en la Comunidad y por la ausenlcia de electricidad su velorio fue alumbrado con velas, el barrio se empezó a llamar “El Barrio Sin Luz”, y la sra ya mencionada realizó diligencias y consiguió la electricidad para la comunidad. 
En 1988 Gladys Bello con la Sr. Emma Carrero, Domingo Hernández y el Sr. Ángel Esparza consiguieron que la Alcaldía construyera un módulo policial. En los años 80 hubo acometida telefónica y casi todos los vecinos  disfrutan el servicio.
En la comunidad existe un local de uso múltiple en donde se realizan actividades diversas, desde operativos de vacunación, reuniones comunitarias y otros actos médicos. Se trata de un local que ocupó el INCE.
Los personajes más longevos de la comunidad son la Señora Brígida de Adrián y el Sr. Tiburcio.  Se cuentan algunas historias de aparecidos. La más popular es la metra que dejan caer sobre un piso de cemento. Otra es que se sienten personas que corren por las escaleras, se detienen y no hay nadie en el lugar.  Comenta la señora Brígida que sus abuelos le dijeron que por esas zonas pasaba Simón Bolívar con un grupo de Patriotas cuando iban y venían de las diferentes batallas y por eso se escucha gente a caballo en las noches, en especial el día 02 de octubre de todos los años.
La comunidad limita por el norte con Prodalam, por el sur con Las Aguaditas, por el este con la quebrada Santa María y por el oeste con la comunidad Simón Bolívar.
Debido a la intensa tala en el sector, casi no se observan animales ni la flora típica de Carrizal., aunque en el frente de su casa, el señor Grindolfo Rujano tiene una siembra de chayotas.
Ocasionalmente se ven pasar en vuelo bandadas de loros, pericos y en veces se han visto guacamayas, además de Perezas que últimamente se han encontrado en el sector. En los alrededores donde queda vegetación tupida se ven paraulatas, guacharacas reinitas, ardillas, rabipelados y puerco espines. La fauna entomológica es muy rica, digna de estudios.
Entrevistamos al señor Heriberto Pérez, quien llegó a esta Comunidad en el año 1968.  Entre los primeros habitantes se pueden mencionar a Santiago y Ramón Adrián.  
El camino era de tierra y había mucha maleza de los lados, la entrada del barrio era igualmente canales de tierra.  La presidenta del Consejo, señora Juana Ramírez colaboró con la ayuda de los terrenos, también el señor Simón Cordobés.  Los límites se dieron desde la casa del señor Santiago Adrián, esposo de la señora Brígida, hasta la casa de la señora Rodríguez (madre de Machicho).  En ese tiempo no había agua, ni luz.  Cuando averiguaron que los terrenos eran municipales llegaron más habitantes.  Le pusieron el nombre de Barrio Colombia, la primera Junta de Vecinos la presidió el señor Pérez.  Los Revette siempre dijeron que eran sus terrenos pero nunca presentaron documentos que avalaran tal aseveración.
Publicar un comentario