martes, 25 de abril de 2017

Día Mundial de la Tierra / 22 de Abril

DÍA MUNDIAL DE LA TIERRA
22 DE ABRIL

Día Mundial de la Tierra, Día Internacional de la Madre Tierra o Día de la Tierra


Con el fin de crear conciencia sobre la preservación de nuestro planeta tierra, fue designado el Día de la Tierra, el 22 de Abril de 2009 por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su 80ª Sesión Plenaria.
Preocupado por los problemas ambientales asociados con la contaminación, la superpoblación, la conservación de la biodiversidad y otros problemas del medio ambiente, el senador ambientalista del Congreso de los Estados Unidos Gaylord Nelson anunció este día como el Día de la Tierra luego de reunir en un movimiento ambiental el 22 de abril de 1970 a miles de universidades, escuelas primarias y secundarias.
Tal fue el impacto, que a partir de entonces el gobierno de los Estados Unidos se involucró y creó la Agencia de Protección Ambiental, además de comenzar a crear leyes para proteger el ambiente.
Más tarde, en 1972 se efectuó la Cumbre de la Tierra de Estocolmo, con el propósito de concientizar a los líderes mundiales acerca de la importancia de los problemas del medio ambiente. Para la ocasión, la ONU el 15 de diciembre de 1972 proclamó el 5 de Junio el Día Mundial del Medio Ambiente, lo que originó controversias con respecto a la celebración de dos días con el mismo fin.
Décadas después, la Asamblea General de las Naciones Unidas en su 80ª sesión plenaria realizada el 22 de abril de 2009, observando la celebración del Día de la Tierra en varios países del mundo, designó el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra, reconociendo que ambos días son para recordar la urgente necesidad de intensificar la lucha por un justo equilibrio entre las necesidades de los seres humanos y la armonía con la naturaleza y la madre tierra.
Cada año se trata un tema relacionado con el medio ambiente para celebrar el Día de la Tierra y las manifestaciones durante este día se hacen palpables en más de 100 países.
El impacto que ha tenido la industrialización, los hábitos de consumo de la humanidad y nuestras acciones han causado consecuencias que van más allá de los agujeros de la capa de ozono, la contaminación del aire y todos los demás problemas medioambientales, han originado un desequilibrio en el ecosistema. Revertir los efectos que hemos causado es una ardua tarea.  Es imperioso involucrar a las generaciones actuales y futuras sobre la vital importancia que tiene el cuidado de la tierra y la utilización apropiada de los recursos.



Publicar un comentario