jueves, 1 de agosto de 2013

Historia de Carrizal (XV). Laguna de los Patos. Panamericana.

Historia de Carrizal (XV)


Esta laguna era llamada “El Pozo de Cajigal” o la “Laguna de los Patos”, ubicada al lado de la Hacienda Landa propiedad de Don Alberto Machado.  Era alimentada por las corrientes  que caen en la quebrada Carrizal desde su propio nacimiento en Llano Alto. En una distancia de  tres y medio  kilómetros, ésta quebrada recibe las aguas de las quebradas Yerbabuena y Los Pozotes.  Más adelante hacia la carretera Panamericana, se le une  la quebrada Barola. 
Carretera Panamericana Km. 19
En esa misma vía a orillas de la Panamericana, entre los kilómetros 17 al 19, donde está actualmente la Comunidad “Francisco de Miranda”, recibe dos (2) nuevos torrentes: San Pablo que viene del Topo Zanín y la Carbonera. Ésta última quebrada es producto de la unión de las quebradas Barrialito y los Budares. Todos estos caudales, constituían la quebrada Santa Isabel en el punto que sirve de asiento al Acuario “Agustín Codazzi”.
En esos reservorios naturales nacen plantas acuáticas como enea, bora-bora, bambúes, riki-riki, casupo y cambur salvaje.  En dicha laguna hubo un servicio rudimentario de botes los cuales eran alquilados con fines turísticos.
Los fines de semana, un paseo en lancha por la laguna era el entretenimiento preferido de los nuevos habitantes de la zona y los novios furtivos, quienes iban al sitio. Anteriormente el 13 de febrero de 1927, Los Teques adquiere la capital del Estado y sus altos funcionarios, iniciaron el ensanchamiento de los caminos y pasan por Carrizal.
Luego, el 12 de enero de 1930, por disposición del Ejecutivo Regional, se iniciaron los trabajos de la carretera Los Teques-Carrizal y San Antonio-San Diego-Cortada del Guayabo. Posteriormente, bajo la administración de Pérez Jiménez, se inaugura el día 2 de diciembre de 1955, la carretera Panamericana, sector Caracas-Tejerías con variantes en San Antonio, Carrizal y Los Teques
Tren El Encanto
Luego, se realizo el tramo que partía desde la Estación de los Teques (Terminal frente al Tren del Encanto).  A un costado de allí estaba la Oficina Cafetera de don Eduardo Pérez , seguía por Cajigal, pasaba por la Matica y Vuelta de los Cochinos, seguía por Vuelta Larga, al frente de la hacienda que fue de Rosendo Bravo; pasaba por un costado de la Macarena y  Club Hípico y luego de muchas vueltas y curvas, llegaba a Corralito, en el sitio donde estuvo la pulpería de Bermúdez. Pasaba más adelante, por la entrada de Brisas de Oriente donde estaba (aun está) la venta de los famosos golfeados petareños, hoy golfeados de Los Teques, que posteriormente pasaron a ser de manufactura portuguesa, pero igual de sabrosos.




Publicar un comentario