martes, 13 de agosto de 2013

Historia de Carrizal (XVI). Religiosidad.

CARRIZAL EN LA HISTORIA (XVI)

La procesión más notada y solemne era la del Viernes Santo.  El sepulcro lo adornaban y cuidaban en la casa de la familia Sotomayor, en la calle Las Flores, ahora denominada calle Páez.

Recordemos que Viernes Santo, es el viernes anterior a la Pascua de Resurrección, celebrado por los cristianos como la conmemoración de la muerte de Jesucristo. Desde los comienzos de la Iglesia católica, este día se dedicaba a la penitencia, el ayuno y la oración.
Ese día, el cura, los monaguillos y los fieles, iban a buscar al Santo y lo llevaban a la iglesia en hombros en una procesión que empezaba allí en la casa de los Sotomayor, doblaba hacia la Plaza Bolívar y luego por la Iglesia hasta la Plaza Las Américas, después hacia la izquierda hacia la Calle de Abajo y entonces se enfilaba por la subida de la Iglesia hasta hacer circuito con “la Magdalena” y  “San Juan”, uno de los doce apóstoles junto a San Pedro, contemplaron la Transfiguración de Jesús y su agonía en Getsemaní, “La Dolorosa”, conjuntamente con “El Sepulcro”, hacían el recorrido en medio de cantos y ruegos de los habitantes del pueblo.
La liturgia del Viernes Santo se componía tanto entonces como ahora, de cuatro partes diferenciadas: lecturas bíblicas y oraciones solemnes, incluyendo la lectura de la Pasión según San Juan, la adoración de la cruz, la comunión de los fieles y las devociones populares.

Es así como los habitantes del pueblo de Carrizal, manifestaban su devoción en toda la “semana mayor”, especialmente el viernes santo y el domingo de resurrección.
Otras de las fiestas religiosas dentro del calendario cristiano que tradicionalmente se han celebrado en Carrizal, son: San Juan Bautista que se conmemora el 24  de junio, con características más religiosas que paganas.  La comunidad sale en procesión, se realizan bautismos, confirmaciones y comuniones con la asistencia, por lo general, del Obispo de la Diócesis.
Otrora, se realizaban actividades deportivas y juegos recreacionales tales como palo encebao, carreras de sacos, cochino encebao y las famosas peleas de gallos.
La actividad central de estas fiestas era los toros coleados, acondicionando los citadinos, la calle abajo del pueblo.  Dentro de las actividades culturales, habían conjuntos musicales de instrumentos de cuerdas: bandolas, bandolinas, cuatro, guitarra y arpa.  También en oportunidades solía tocar una orquesta con instrumentos de viento, conformada por músicos del pueblo o poblaciones vecinas, contratados por comerciantes o pagados con una colecta hecha en el pueblo, actividad ésta presidida por el cura párroco, el jefe civil y la cofradía de San Juan Bautista.

Otra fiesta de importancia es la ofrecida a Nuestra Señora de la Candelaria, que se celebra el 2 de febrero y data de muchos años atrás, traída por los primeros canarios agricultores que conformaron el movimiento migratorio hacia los Altos Mirandinos, patrona de las Islas Canarias, ocasionando que de ésta manera llegase la fe de ésta santa patrona al sentimiento del pueblo trabajador carrizalense, generación que aún con el paso de los años, lucha por mantenerse viva.
En la siguiente festividad religiosa, fue ordenado en el año de 1909, en su primera misa oficiada en el municipio Carrizal, monseñor Rafael Pérez León, quien por muchos años dedicó su vida a la iglesia y a los pobres, fundó y continuó con ésta celebración;   se trata de la Cofradía del Santísimo Sacramento, aún hoy existente.  Recordemos que Rafael Encarnación Pérez León, nació en Carrizal el 26 de julio de 1884, en el seno de una familia conformada por el General Francisco Pérez Carías y Doña Edelmira Enriqueta León de Pérez.    Las columnas de la construcción de la casa del Padre Pérez las hizo el Sr. Gustavo Martínez sobrino del padre Pérez León, (Padre del ex-Alcalde de Los Teques, Freddy Martínez).   El Padre Pérez trajo al Sr. Antonio Cardozo como Maestro de obras quien construyó también la Iglesia del Municipio.





Publicar un comentario