viernes, 19 de septiembre de 2014

Bol. 11 / Ene. ´03. Editorial

EDITORIAL

   
Es el trabajo y no otras actividades las que construyen un país.  ¿Y qué es trabajo?   Es producción de bienes y servicios, son los niños en sus escuelas, con sus maestros en el diario quehacer en la construcción del futuro;  es  el campesino que labra la tierra;  es el médico atendiendo sus pacientes;  es el traslado de mercaderías;  es el empresario responsable en su puesto de producción;  es el político preocupado por su pueblo en la búsqueda de soluciones.
En 1945 cuando culminó la Segunda Guerra Mundial, Europa y Japón, quedaron devastados 
Fue precisamente el trabajo creador, la clave para que en menos de 20 años esos países se repusieran del horror de la guerra.
Sólo la fe y el trabajo construyen.  Trabajemos pues por la toma de conciencia, que es factor vital en el desarrollo y la supervivencia de un pueblo.


Publicar un comentario