miércoles, 1 de abril de 2015

Más de Carrizal

MÁS DE CARRIZAL…


            La historia de nuestro municipio es versátil y singular, en virtud del devenir histórico al cual ha estado sujeto, además de las constantes y largas luchas a los efectos de lograr la ansiada autonomía eclesiástica.
            Carrizal, en 1777, es un pueblo de estampa pobre, con calles arenosas; sin atención médica ni alumbrado público el cual hacia más largas las noches y producía tan cerrada oscuridad, que producía pánico a los que se aventuraban a salir por aquellas soledades; además no contaba con un adecuado cementerio público, pues el que había no reunía las normas sanitarias elementales.
            De vez en cuando, al irse la luz del día y entrar la noche neblinosa, los muchachos apagaban los faroles de hierro y vidrio que funcionaban con aceite o grasa; se disfrazaban y se dedicaban a asustar entre carrizos y calles polvorientas, a los transeúntes quienes preso de pavor, llegaban a sus casas corriendo, gimiendo y aterrorizados, a contar a sus familiares lo ocurrido.
            Ese mismo año el obispo catalán Don Mariano Martí, hizo un censo de las personas que vivían en el pueblo y contó alrededor de unas 35 familias que vivían alrededor de un apequeña capilla de altar pequeño con paredes de bahareque y techo de tejas y otras 70 familias por los campos sembrados dando un total de aproximadamente 1545 habitantes.
            El 17 de marzo de 1853 el Senado y la Cámara de Representantes de la República reunidos en Congreso, dictaron un memorable Decreto para crear el Cantón Guaicaipuro.
“Art.1. Se erige en la Provincia de Caracas en nuevo Cantón con el nombre de Guaicaipuro, compuestos de las siguientes Parroquias; Los Teques, cabecera del Cantón, San Diego, San Antonio, San Pedro, Paracotos, Carrizal y Macarao”. 
“Art. 2. Los límites de este cantón serán los mismos que han conservado hasta hoy sus parroquias, mientras se dicta una ley sobre división territorial”.
            Según los historiadores el Concejo del Cantón Guaicaipuro sesionaban quincenalmente y atendía los asuntos vitales de la comunidad, manteniendo excelente relaciones con los poderes públicos. No se suscitaban enfrentamientos y todo se resolvía con equidad, dentro de un clima de serena discusión y análisis.
            Para ese entonces Carrizal no contaba con vías de comunicación, ni cárcel, y su templo estaba en total abandono, “se oficiaban (las misas) en una capilla de bajareque cubierta de tejas”.
            El día 15 de julio de 1853, en el pueblo de Los Teques cabecera del Cantón Guaicaipuro, se reunió el Ilustre Concejo Municipal, compuesta por los señores Ramón Hurtado, presidente, Francisco Reverón tercer concejal, Fernando Marrero cuarto concejal y José Balbino León Sindico Procurador Municipal y procedieron entre otras actividades, al nombramiento de los Comisarios de Policía del Cantón; en Carrizal quedaron nombrados de las siguientes manera: para Barrio Arriba: Pedro Antonio González; para Barrio Abajo: José Manuel Ríos (padre); para los Budares y las Minas: Felipe Crespo; para los Peñones: Ramón Alvarado; para Corralito y Peña Redonda: Rafael Álvarez; para Guareguare y Guareguarito: Gregorio Álvarez y para Santa María y Paracotos: Jesús Rodríguez.
            La vida del pueblo transcurría en paz y tranquilidad; la economía mejoraba y los habitantes clamaban por la apertura de una amplia carretera para buscar “el mayor provecho para sus transacciones mercantiles”, ya que se evidenciaba la prosperidad de la productividad agrícola con más de 30 haciendas de legumbres, frutos y en espacial las de café conformadas y tenían ya una “oficina”, sitio donde se clasificaba el grano que contaba además con un gran patio para secado mismo.
            El día 1º de agosto de 1853, en Sesión de Cámara del Concejo del Cantón de Guaicaipuro, luego de aprobada la sesión anterior, entre otros puntos los concejales ordenaron al secretario a dar lectura de un expediente que se abrió en contra del preceptor (director) de la escuela de Carrizal, J. R. Valero, por mal desempeño en sus funciones. Luego de abrir el debate respectivo, tomó la palabra el Presidente de la Cámara Sr. Ramón Hurtado y propuso con apoyo del Concejal Fernando Marrero, que en vista de los documentos que se acababan de leer relativas a mal desempeño del Sr. Valero, aparecía plenamente comprobada la conducta del empleo, en cuando al descuido de la concurrencia de los alumnos que recibían educación en dicho plantel, a las reiteradas oportunidades en que este funcionario cerraba la escuela sin la solicitud del permiso respectivo a las autoridades y al descuido del progreso de los estudiantes de educación primaria, acordaron remover desde esa misma fecha de su puesto al mencionado director, sin goce del sueldo devengado en el mes de julio, pues, desde el mes de junio se le había separado sin licencia del cargo, dejando cerrada la escuela. Para llenar ésta vacante, nombraron al señor Francisco Trujillo en cantidad de interino hasta que el Concejo fijara concurso para el nombramiento de mismo…





Bibliografía:
Nacimiento del Régimen Municipal de Los Teques (Ildefonso Leal) 1998
Evolución de Los Teques (Aníbal Laydera Villalobos) 1977
Versión: Omar Aponte
                      
Publicar un comentario