miércoles, 20 de mayo de 2015

Día de la Familia

DÍA DE LA FAMILIA


La vida en familia es crucial para la formación de nuestra personalidad. La experiencia que ahí adquirimos sirve para definir lo que esperamos de otros; cómo establecer relaciones con las personas que comparten nuestro mismo espacio; qué habilidades necesitamos para responder a los retos que la vida nos presenta, así como cuáles características de nuestra personalidad serán consideradas valiosas y cuáles no. La manera como nos desenvolvemos dentro de la familia nos ayudará también a definir los sentimientos que la sociedad considera apropiado expresar, las necesidades psicológicas que esperamos satisfacer y las que permanecerán desatendidas.

De nuestra convivencia en la célula aprenderemos a manejar conceptos como confianza, respecto, autoestima, cooperación y compromiso. Nuestra familia moldea la visión que tenemos de nosotros mismos y de los otros. Hay quienes vamos por la vida esperando que los demás nos traten como nuestra familia lo hace, mientras otros buscan desquitar con extraños los malos tratos que recibieron en casa.

La familia no está limitada al núcleo formado por padres y hermanos. Los abuelos, los tíos, los primos y los amigos más cercanos son parte integral de lo que llamamos familia extensa.          
Y más aún, todos los venezolanos somos una gran familia;  al margen de cualquier de cualquier discrepancia en el orden moral y espiritual; de cualquier discusión de corte político, debemos poner a nuestro país y nuestra fraternidad por encima de toda problemática.
Trabajemos como hermanos que somos de la gran familia venezolana y entonces podremos afirmar que sí es posible convivir en respeto mutuo.  Convivir, compartir, tolerar, respetar entender, cohabitar y ayudar son verbos conjugables en nuestra querida patria y familia. Hacia ellas tenemos que dirigir TODOS nuestros esfuerzos, ya que de eso se trata: construir, trabajar, producir, crear, mejorar.

¡Eso es familiaridad!

Publicar un comentario