jueves, 16 de julio de 2015

Comunidad "Francisco de Miranda".

  RESEÑA HISTÓRICA DE LA COMUNIDAD

“FRANCISCO DE MIRANDA”


De acuerdo a nuestras investigaciones y entrevistas realizadas aunadas a los testimonios de los ciudadanos Carlos Martínez, Xiomara González, Enrique Monroy, Merling Adames y Tibisay Martínez, habitantes del sector, para precisar el origen de ésta comunidad, podemos determinar que el mismo data del año 1959 con la llegada de Leonidas y Pedro Montaña, quienes compraron una extensión de terreno a la familia  Ferrer, establecidos en el Km. 18, muy cerca de un túnel vegetal  por el cual bajaba uno de los manantiales provenientes de Barrialito.
Entrada ya la década de los ´60, aproximadamente por el año ´66 en virtud de que había muchos derrumbes en el área, el gobierno nacional decidió hacer una ampliación en la carretera panamericana.  Un grupo de familias entre las que podemos mencionar: los Escalona, los Ríos, los Bocaranda, los Peralta, Leury Acevedo, Rafael Adames, Félix Lugo, Petra González, Petra Acevedo, Carmen Pulido, “Felipote”,  María Toro, Teodora Rodríguez, los Guarín, los Acevedo, una familia española a quienes llaman “los paisas”, invadió los terrenos de la parte alta y los Monroy, Manuel Machillanda, Isidro Infante, el Sr. Godoy y el Sr. Fernando,  los Calzadilla,  entre otros,  la parte baja y fabricaron en dichos terrenos improvisadas moradas de latón y cartón piedra.  Funcionarios de la policía  se las tumbaban y  ellos  las reparaban inmediatamente; la situación  duró algún tiempo; muchos hombres fueron detenidos y citados a los tribunales del Estado hasta que al fin los dejaron tranquilos.
La fauna era muy variada.  Había perezas, puerco -espines, tigritos, ardillas, monos, zorros, cunaguaros, cachicamos, lapas, loros, pericos, azulejos, turpiales, reinitas, arrendajos, paraulatas y guacharacas.
El clima típico de esta zona es frío, con temperaturas mínimas promedio entre los 13º C y 25º C de temperaturas máximas promedio.
Así empezó el crecimiento de la comunidad; los jóvenes del recién invadido sector practicaban  juegos tradicionales, el más popular era el de bolas criollas;  a las 6:00 de la tarde todos procuraban estar en sus casas porque, supuestamente, a esa hora llegaba “el fantasma de la siembra”.
El agua que utilizaban para la ingesta la tomaban de los manantiales cercanos, en los cuales también lavaban la ropa; la luz la obtenían con lámparas de kerosén, gasolina o “coleman”, y luego con el robo de energía de la carretera panamericana. 
Estos servicios llegaron aproximadamente en el año ´71, por las diligencias hechas ante el Concejo Municipal de Guaicaipuro, por la señora Carlina Lugo y peticiones vecinales ante el I.N.O.S. y la Electricidad de Caracas, a través de la ayuda de los dirigentes del MAS: Mario Dum, Carlos Mesones, Luis Hidalgo y Gustavo González.
Para el año de 1973, volvimos a sufrir las mismas penurias de los años anteriores, puesto que éramos acosados a diario con el cuento de que éramos invasores del terreno. Libramos varias batallas con ellos puesto que, los acosos eran con la finalidad de adueñarse de los terrenos para la construcción de un Centro Comercial siendo los primeros interesados los señores: Jacinto Castillo Lara, Nuca Briceño y otros.
En virtud de que el transporte era deficiente, las personas tenían que caminar mucho; los muchachos caminaban hasta las escuelas más cercanas.  Una de ellas era la de Barola.
Algunos caminos vecinales fueron hechos por el señor Diego Escalona a quien llamaban “el hombre del machete”.
Para los años 1970-1971 las actividades culturales y recreativas se efectuaban en el sector el Plan parte alta y eran organizadas por el señor Antonio Silva (el popular catire), entre las que se contaban: carreras de saco, palo encebado, baile de la escoba, huevo en la cuchara, la quema de judas, ente otras.
Con el correr de los años ésta comunidad fue creciendo; se incorporaron muchas más familias y se organizaron en Comités de Vecinos.
A las tierras invadidas le sobraron dueños.  Personas inescrupulosas se adjudicaban la propiedad y querían cobrar a los residentes por los terrenos, pero resultaban simples estafadores, hasta que los señores Manuel Machillanda (el benefactor de la comunidad), Antonio Monroy y Carlos Martínez, miembros de la Junta Pro-mejoras, adelantaron diligencias ante el Concejo Municipal de Guaicaipuro y determinaron que esos terrenos los había comprado el régimen del general Marcos Pérez Jiménez con el objeto de realizar proyectos futuros. Originalmente el sector se llamaba “Lomas de los Muertos”. 
El número de habitantes y características de la población (sexo, edad, religión, tamaño de las familias), ha variado mucho en estos últimos años.  Se calcula la cantidad de 7.000 habitantes entre niños, jóvenes y adultos, aproximadamente. Muchos de sus habitantes son andinos y se encuentran residenciados en el sector Ali Primera parte baja, también hay familias colombianas y tequeños.
Ya como comunidad organizada, ha tenido cinco (5) Asociaciones de Vecinos dirigidos por los señores Fernando, Antonio Monroy, José Morales, Cesar Guarín y Francisco Bastardo, en orden cronológico.
Actualmente, existen los servicios de agua, luz, teléfonos, áreas de recreación activa y pasiva, vías de comunicación, escuelas, centros de salud, etc.,
En cuanto a los servicios públicos se cuenta con tuberías de agua blancas también de aguas negras, escuela, aseo urbano, gas, alumbrado público y medios de transportes como autobús, taxi, entre otros. Cabe destacar que unos de los acontecimientos que marco en historia de esta comunidad fue la creación de la pasarela Ya que la misma era necesaria, debido a los accidentes fatales, ocurrido por falta de este servicio. La construcción de la escuela Unidad Educativa Francisco de Miranda, la capilla y la cancha deportiva Francisco de Miranda, fueron conseguidas gracias a las diligencias efectuadas por habitantes de la comunidad y del Concejal José Morales.
El nombre de “Francisco de Miranda”, lo utilizaron cuando el señor Antonio Monroy fue el presidente de la Asociación de Vecinos;  la pasarela la lograron a través de las diligencias del señor Machillanda, de quien admiran su firmeza y honestidad.  La primera calle que construyeron  fue la de la parte baja con la participación de Casimiro Gómez y Petra de Calzadilla.
Actualmente la comunidad está dividida en tres (3) sectores: Barrio Arriba, Barrio Abajo y Hueco Loco; cuenta con todos los servicios además de una unidad educativa hecha en el período de Francisco “Pocho” Palacios y esperan seguir organizando los nombres de sus calles y escaleras, en la cual propondrán que una se llame “Machillanda”, en honor a ese gran luchador social de la comunidad.
Publicar un comentario