jueves, 16 de julio de 2015

Reseña del Ambulatorio de Montañalta. José R. Guzmán

RESEÑA DEL AMBULATORIO DE MONTAÑALTA

En lo que podríamos catalogar como un ejemplo a seguir cuando la adversidad se hace presente, la constitución de la Asociación Civil Ambulatorio del Montañalta (A.M.A), se realiza cuando los residentes de esa populosa urbanización, padecíamos los rigores del desbordamiento de la quebrada Santa Isabel (septiembre 1996).  En efecto, producto de la intensa movilización comunitaria y de la participación de la Gobernación del Estado Miranda en la búsqueda de soluciones a la problemática ya planteada, el Dr. Richard Ovalles (Director de Política), convoca al presidente de la Junta General de Condominio: Sr. José Varela a una reunión con el Dr. Víctor Hernández (Director General de la Gobernación), para concretar aspectos relativos a la implementación de un modelo de gestión diferente en el sector salud, en el cual la comunidad organizada tendría una participación activa y protagónica dirigiendo el Ambulatorio de Montañalta. A dicha reunión asisto como invitado por el señor José Varela, por cuanto en Julio de 1996, elaboré una comunicación dirigida a la Asamblea Legislativa del Estado Miranda, donde denunciaba la arbitraria invasión por parte de la Policía Municipal de Carrizal, de las instalaciones construidas en 1993 para un centro de salud e instaba a la comunidad a organizarse para su rescate y uso adecuado.
Inscritos en ese marco de acción, se programan diferentes actividades para el rescate de las instalaciones que posteriormente constituirían el Ambulatorio de Montañalta y sede principal de la Asociación Civil Ambulatorio de Montañalta (A.M.A),  Entre ellas, destaca la realización de un cabildo abierto donde se conmina al Alcalde de Carrizal para esa época (octubre 96) señor Félix Palacios para que entregue dichas instalaciones a la Gobernación del Estado Miranda y poder así iniciar la concreción de un modelo diferente de gestión en el sector salud.  El  rescate  de la infraestructura de salud se produce en enero del año 1997, cuando la Policía Municipal desaloja la misma.

En posesión de las instalaciones y en función de hacer realidad nuestra aspiración, entramos en contacto con el Lic. José Luis Mejías, Director de Atención Comunitaria de FUDESEM (Fundación de Desarrollo Social del Estado Miranda), para la inducción y formación requerida para organizar y dirigir un centro de salud.
La constitución de la Asociación Civil Ambulatorio de Montañalta (A.M.A.), se realiza el 02-04-97 y conforman su equipo fundador los siguientes residentes en Montañalta: José R. Guzmán A., José V. Varela M., Iraida J. Rojas P., Trina Castillo de Quintero, Nancy Mata Henríquez, Carmen Alicia , Freddy Mujica, Rafael H. Cartaya R., Jairo Calderón Sarría, Ligia Margarita Pachón de Díaz, Freddy Jesús Ramírez Bautista, Vinicio Morales y José Isaac Cuberos.  Procediéndose a su Registro Legal el 28-04-97.  En Mayo del 1997 se realiza un Foro Comunitario para definir conjuntamente con FUDESEM, las directrices estratégicas y poder así encaminar apropiadamente la cristalización de un Centro de Salud dirigido por miembros de la comunidad.
En cumplimiento de la agenda establecida en el Foro Comunitario realizado en el mes de mayo de 1997, se procede en el mes de julio a concretar la obtención de lo recursos para reparar las instalaciones de salud dejadas en muy malas condiciones por la Policía Municipal de Carrizal y firmar el convenio de transferencia en el mes de noviembre de 1997.  A partir del 05-01-98 y a un ritmo vertiginoso, se apertura el servicio médico en un turno de seis (6) horas de lunes a viernes para luego extenderlo a doce (12) horas de lunes a domingo.  Complementando el servicio médico preventivo con la apertura del servicio odontológico y del laboratorio clínico, así como también las consultas especializada de pediatría, ginecoobstetricia, medicina interna, cardiología y otorrinolaringología.

El rescate de las instalaciones y posterior inauguración de dicho centro de salud es la resultante de un reconocimiento a la perseverancia por no haber desmayado ante los ataques de  ciertos sectores de la comunidad y de funcionarios de la Gobernación que apostaron al fracaso de la idea que Montañalta contara con un centro médico dirigido por los propios vecinos.
Consustanciados con el principio de que aceptar responsabilidad es sinónimo de emancipación de ese apego pasivo a la esclavitud ejercida por las élites políticas y grupos de poder, decidimos suscribir el proyecto de la Gobernación del Estado Miranda por cuanto el mismo permite, siempre y cuando se respeten las reglas y las comunidades no sean manipuladas o engañadas, participar directamente en la toma de decisiones de todos los organismos públicos.
El Ambulatorio de Montañalta, atravesó momentos difíciles por cuanto la Gobernación del Estado Miranda ha contribuido significativamente a desvirtuar el modelo originalmente concebido, al no asignarle los recursos económicos que el centro requiere, lo cual obliga a establecer tarifas sumamente onerosas e incosteables para la mayoría de los residentes de Carrizal.
Se requiere una reflexión profunda para el rescate de dicho centro médico y así obligar a la Gobernación del Estado Miranda y otros entes públicos a contribuir con el Ambulatorio de Montañalta de acuerdo a sus necesidades.



José R. Guzmán





Publicar un comentario