lunes, 20 de abril de 2015

U.E. "Víctor Padilla"

BREVE RESEÑA HISTÓRICA 
DE LA U. E. “VÍCTOR PADILLA”




Carrizal, colinas suaves de amorosa mansedumbre. Carrizal, al igual que los otros pueblos de los Altos Mirandinos, comienza por una vecindad dispersa, arraigada allí, en aquellos lomajes con sus pequeños valles y profundas vertientes. Poco a poco, se asienta. Logra su capilla, su cura, su alcalde, aspirando a ser llamado pueblo.
Don José Manuel Álvarez, avecindado y nacido en Carrizal, ya hombre independiente, por su esfuerzo y gran solidez económica adquiere de Doña Rosalía Madrìz el 11 de noviembre de 1823 los derechos que ella tenia en las tierras de Los Teques y Carrizal. Esa parte equivalía a 2200 fanegas. Este derecho se extendía desde Carrizal, con límites que dan por Guareguare, lindando con Los Vecinos de San Diego hasta los Altos del Burro en Los Teques.
La donación de los terrenos tiene fecha del 12 de febrero de 1827. La realiza ante Don José Gabriel León, Alcalde Segundo Parroquial de San Juan Bautista de Carrizal, ya que el Primer Alcalde era él mismo, Don José Manuel Álvarez. Al año siguiente se le entrega al pueblo la posesión real y efectiva de los terrenos donados. A tal efecto el Alcalde primero reúne en su casa al cura, a todos los padres de familia y allí ratifica y lee el documento de la donación. Expresó así Don José Manuel: “Para que sin conocer, ni reconocer otro dueño que al pueblo, lo disfruten, con la condición de satisfacer con una corta pensión, por  sus solares y labranzas, el beneficio de una escuela, la cual redundará para el  bien de todos y cada uno de ustedes y de sus hijos.”
Pocos meses mas tarde comenzaría a construirse la  escuela, hoy Unidad Educativa Nacional  “José Manuel Álvarez. Formaban parte de la donación los terrenos donde hoy está ubicada la pujante Comunidad que lleva su nombre. El terreno en cuestión estuvo dedicado para  el cultivo de café, de flores y de hortalizas. Se trataba de hombres y mujeres del campo, de trabajo duro. Todos ellos dieron consistencia al lugar, nuestro lugar.
En la actualidad nuestra comunidad, como en el pasado, esta conformada por gente laboriosa, donde los niveles delictivos son muy bajos. La moral y las buenas costumbres están presentes. Se conjugan la fe cristiana, la salud, el comercio, la educación, el deporte, las vías de acceso, el Centro Cívico, servicios de agua potable, electricidad y  teléfonos para constituir una comunidad piloto.
Desde 1967 la comunidad adquirió solidez orgánica que responde  a las necesidades de sus moradores, producto del esfuerzo, del trabajo sostenido de todos, donde sobresalen los jóvenes y los líderes locales. Hoy, 26 de abril del 2002 rememoramos con júbilo el Día de nuestra Comunidad y celebramos con orgullo y entusiasmo un aniversario mas de nuestra querida y hermosa Escuela U.E. Víctor Padilla, fundada en 1961 y construida con el esfuerzo de toda su comunidad. En el lugar  quedaba ubicada una cochinera y muy cerca la fábrica de calzados Frazzani Sport. Para llegar a lo que es hoy el edificio de la escuela fue necesario pasar por una evolución que se inició con la creación del centro. Mas tarde, en 1963 la comunidad construyó un galpón, a donde se mudó la escuela.  En 1964 el Concejo Municipal de Los Teques y la Oficina de las Rentas Municipales de San Antonio de los Altos, aportaron recursos para la construcción de la primera estructura, en la cual pusieron todos sus esfuerzos el Sr. Misael Becerra, el Sr. Luis González, El Sr. Ordóñez, el Sr. Sandoval, el Sr. Carlos Gutiérrez y el señor Hilario Cisneros.La primera maestra del plantel fue doña Clarita Díaz de Fréitas. Más tarde se incorporó la profesora Ángela Rosa Díaz de Pérez, quien luego fue directora del centro. El 20 de junio de 1967, el Gobernador del estado dispuso el nombre de Víctor Padilla y le elevó el estatus a escuela graduada. El nombre fue para honrar al insigne profesor caído,  en mala hora, en el accidente de La Llovizna, Puerto Ordaz, donde se celebraba una Convención de La Federación Venezolana de Maestros.
ImageArriba así nuestra escuela a sus 41 años de existencia, predicando a nuestra juventud el amor al estudio con dedicación. Son muchos los profesionales anclados en este centro educativo. Venciendo obstáculos construimos juntos el edificio de la educación para nuestra comunidad, hacia la excelencia educativa, convencidos que es en la educación  donde reside el futuro de Venezuela. Comunidad y escuela caminamos juntos por senderos del respeto, de amor, esperanzas y sueños por alcanzar: el camino de la democracia plena, participativa y protagónica. Cerraré con un sorbo de sabiduría de las parábolas de Antonio Pérez Esclarín: “Ante tanta miseria e injusticia, si somos dignos, debemos indignarnos. No basta conmoverse ante las injusticias, es necesario moverse a actuar. De poco sirve la preocupación por la pobreza si no se convierte en ocupación para erradicarla.”



Este material fue recogido para las publicaciones de la Oficina del Cronista Municipal 
con la anuencia de la Profesora Rosa Ana de Rivas, docente de la U.E. Víctor Padilla,
 a propósito del 41 aniversario de ese importante centro educativo de Carrizal. 2002.-
Publicar un comentario