martes, 12 de mayo de 2015

Superación Humana

SUPERACIÓN HUMANA

Prof. Hildemaro Mago



Los seres humanos somos la variable más grande de la tierra; somos impredecibles y cambiantes; por lo que es imposible pensar que cada consejo o recomendación será la respuesta ideal para cada uno de nosotros bajo cualquier circunstancia. 
Es muy importante tener claro la actitud que mantenemos hacia nuestras familias, hacia nuestro entorno, hacia nosotros mismos y hacia el dinero.  Lo que poseemos o de lo que carecemos, depende de la imagen que tengamos de prosperidad de nosotros mismos. No culpemos a los demás o las circunstancias en que vivimos ni de nuestra situación económica; tenemos que aprender que poseemos lo que merecemos. Sin lugar a dudas lo que cambia la vida de una persona llena de penurias y de complejos a la dicha y prosperidad, es la actitud mental que tenga.
Recuerde que cada persona es diferente y que vivimos distintos momentos y realidades, así que es importante tomar en cuenta los consejos aquí escritos y optar por los que traigan paz, estabilidad y beneficios reales a nuestra vida, además nos dará abundancia espiritual y nos ayudará a sentirnos mejores con los demás y con nosotros mismos.
• Agradece por todo lo que recibas, por pequeño que te pueda parecer.
• Pide perdón y perdónate a ti mismo, por errores cometidos en contra de cualquier persona o institución.
• Vive en el aquí y ahora: trabaja en algo que te guste, haz planes y disfruta lo que posees.
• Ten fe en que nada te faltará.
• Visualiza tus sueños y hazlos realidad.
• Comparte con los necesitados de tu alrededor.
• Ahorra el 10% de lo que ganas, para que inicies el capital que necesitas para realizar tus planes; la fuente de abundancia te lo va a multiplicar.
• Compra artículos de calidad, así te durarán más y darás mejor imagen de ti mismo.
• Date de vez en cuando gustos personales, sabiendo que te lo mereces.
• Quita de tu boca palabras como: ¡Estoy limpio!, ¡No tengo dinero!, ¡El dinero nunca me rinde! ¡La situación está mala! ¡La culpa es del gobierno!
• Cámbialas por: ¡El dinero está por llegarme! ¡Confío en Dios para resolver mis problemas!

La última recomendación es hacer una oración para pedir ayuda para cualquier proyecto que se tenga en mente, para nuestro municipio, nuestro estado y nuestra nación.
Publicar un comentario