lunes, 23 de marzo de 2015

Junta Comunal de Carrizal. Año 1896. (II)

JUNTA COMUNAL DE CARRIZAL
AÑO 1896.
Continuamos con el estudio de las reuniones de la Junta Comunal de Carrizal, en los últimos años del siglo XIX, y encontramos que los días 3 de mayo y 1º de julio de 1896, se reunieron las sesiones normalmente sin puntos que tratar.  No obstante, el día 15 de agosto hubo un nuevo nombramiento de los integrantes de la Junta de Caminos Transversales que recayó sobre los ciudadanos: Ángel María González Pérez, Federico Díaz y Antonio Bravo, quienes fueron notificados y aceptaron el nombramiento.

            El día 13 de septiembre de ese mismo año, en reunión de los miembros de la Junta, se dio lectura al acta anterior y a la “Memoria y Cuenta” que presentó el Jefe Civil de la recaudación y gastos de los fondos del cementerio, que resultaron los siguientes: Por concepto de Ingresos recaudaron la cantidad de Bs. 167,50 y los Egresos sumaron la cantidad de Bs. 41,88; en la construcción de una pared de norte a sur en el cementerio municipal, se gastaron Bs. 35,63; luego de otros gastos inherentes al municipio, quedaron en Caja Bs. 25,oo que fueron destinados a la construcción parcial de la Casa Municipal.  Por concepto de renta de cebadilla se recaudaron Bs. 20,oo y Bs. 117,25 de tareas extras realizadas por la tesorería de la Junta Inspectora de Tareas.
            En la misma sesión se tomó en cuenta una petición que hiciera el ciudadano Manuel María Hidalgo de un pedazo tierras en el lugar denominado: “Cañada de los dos caminos” con los siguientes linderos: Naciente: una sabana que linda con el cafetal de Antonio Bravo; Poniente: cafetal de Claudio González, Norte: Camino de Carrizal que sigue hacia Caracas; Sur: Quebrada que da agua potable a la población. 
            Puesta en discusión la anterior solicitud, fue aprobada y habiéndole concedido y puesto en posesión al solicitante de la extensión de tierras, nombraron a los ciudadanos Emilio Díaz y Fernando Pérez, como diputados para imponerle la condición expresa de que pagaría anualmente como gravamen o renta de diez bolívares (Bs. 10,oo) por hectárea y asimismo, debía cercar según lo establecido en la Ley de Policía 
para evitar los daños que pudieran ocasionar los animales de los habitantes de ésta población.  Estos requisitos anteriormente descritos, eran obligatorios; sin ellos ninguna persona tenía derecho a poseer las tierras solicitadas.  Se cerró la sesión de ese día dado a que no había más puntos que tratar.
            El 1º de noviembre de 1896, se reunió de nuevo la Junta Comunal sin incidencias. 

            El 24 de diciembre de ese mismo año, se reunieron de nuevo los miembros de la Junta Comunal y se dio lectura a una solicitud hecha por el ciudadano Mariano López de una hectárea de terreno, situada en el lugar conocido como “La Quebrada Arriba”, y dos peticiones más hechas por los ciudadanos Eusebio Pinto y Medardo González en el lugar denominado “Potrero del Burro”, todas estas solicitudes fueron hechas con el fin de sembrar café y frutos menores, terrenos por los cuales los solicitantes debían pagar anualmente la cantidad de diez bolívares (Bs. 10,oo).  Las solicitudes fueron concedidas y pusieron en posesión a los solicitantes.
            Pasaron algunos meses sin puntos que tratar en la Junta Comunal y el día 7 de noviembre de 1897 se procedió a dar cumplimiento a un oficio suscrito por el Presidente del Concejo Municipal, en el cual exigía que se nombrara la Junta Clasificadora del Municipio con el fin de hacer un estudio y proceder a su aprobación si fuere conveniente, nombrándose a los ciudadanos: Lisandro Álvarez, Heriberto Valero, Rafael Díaz Ferrer y Luís R. León y como suplentes a los ciudadanos: Pedro Luna, Juan Bautista Díaz, Manuel Manco y Luís Benítez, nombramiento que posteriormente sería participado al Concejo Municipal del Distrito Guaicaipuro para su conocimiento.
            En esa misma sesión, se dio lectura a una solicitud interpuesta por el ciudadano: Basilio Rodríguez, de una hectárea de terreno en el lugar denominado: “La Cañada Grande” (parte alta).  Se comisionó a los ciudadanos: Gral. Heriberto Valero y Emilio Díaz, para inspeccionar el terreno y hacer un estudio para la posible posterior entrega...





Publicar un comentario