martes, 30 de junio de 2015

Los Altos Mirandinos (IV)

LOS ALTOS MIRANDINOS (IV)

A los Altos Mirandinos se puede accesar por la Carretera Panamericana, la Vía del Embalse la Mariposa, la Carretera San Diego - San Antonio, La Carretera Vieja Caracas - Los Teques y la Autopista Regional del Centro vía Tejerías.
Se encuentra ubicada un territorio de aproximadamente 7.950 km², los cuales cobijan a casi dos millones y medio de habitantes. Esta región, junto con el Distrito Capital, conforman la región Capital, la cual constituye el primer polo urbano, manufacturero, financiero y comercial del país. Sus paisajes geográficos son de gran diversidad, observando al norte del Estado Miranda el dominio de la cordillera de la costa, hacia el este se extienden las tierras de Barlovento y hacia el oeste se levantan las montañas de Los Teques.

La vegetación característica es apreciada a través de tres categorías, las cuales son: bosques tropófitos sub-húmedos mencionado anteriormente, bosques semideciduos y bosques medio altos con alturas superiores de 3 m, este tipo de bosque se asemeja a la selva tropical. Por su parte, en lo que respecta a las estaciones secas que contempla esta región, los bosques son hostigados por quemas realizadas por los mismos habitantes de la zona y son de tipo prácticas agrícolas. También hay presencia de zonas exentas de vegetación para dar uso urbano.
La hidrografía de la zona se encuentra representada por el río San Pedro, el cual es catalogado como el río principal en esta zona, en sus cabeceras es limpio y frío y se encuentran ubicadas en las zonas montañosas aproximadamente a 1700 m s.n.m. en el Parque Macarao. Como río secundario de esta zona es el Río El Jarillo, este tiene sus cabeceras ubicadas un poco más altas que las del Río San Pedro a 2200 m s.n.m. en el cerro El Palmar. El Municipio Carrizal tiene la quebrada Santa María, la quebrada La Rinconada y la quebrada Yagrumo como principales cursos de aguas. El patrón de drenaje es de tipo dendrítico y pseudo- rectilíneo y las quebradas se caracterizan por ser de márgenes estrechas y en forma de “V”. A su vez, se observan saltos y cascadas producto de la topografía resaltante.
En cuanto al crecimiento y desarrollo de los Altos Mirandinos, es necesario diferenciar entre dos tipos de situaciones urbanas y sus condiciones: aquellas que conllevan al crecimiento de una ciudad y aquellas que conllevan a su desarrollo. Pocas veces ambas situaciones pueden considerarse como parte de un mismo proceso. El crecimiento de las urbes se relaciona básicamente con el aumento de sus áreas urbanas y a la densificación poblacional, es decir, mientras más se expande el perímetro urbano de una ciudad y se eleva su tasa poblacional se entiende que esta está creciendo, lo que aumenta también las necesidades y requerimientos de sus residentes en todos los aspectos de su vida: vivienda, empleo, servicios públicos, vialidad, transporte, servicios complementarios, etc., el crecimiento puede no darse de forma equilibrada y sin un criterio urbanístico o plan de progreso, por lo cual la urbe crece sin desarrollarse cónsonamente.

La acepción general para las urbes alteñas,  es que crecen sin seguir un plan de desarrollo o un plan rector, que en el caso venezolano lo representan los planes de ordenamiento territorial y los planes de ordenamiento urbano. El desarrollo de las urbes se condiciona por diversos factores de tipo social y natural, que deben manejarse con un criterio racional que permita el equilibrio entre la disponibilidad de los recursos, los servicios procurados, el uso adecuado de los espacios territoriales, el aumento de la tasa poblacional y la expansión de los perímetros urbanos. Entre los factores sociales pueden considerarse importantes catalizadores del crecimiento la disponibilidad de viviendas y de empleos. Entre los factores naturales, las características físicas y morfológicas del espacio territorial, los recursos disponibles y los procesos dinámicos (también constituyen catalizadores del crecimiento), pueden definir en conjunto el uso idóneo para cada espacio y las restricciones en el uso de los mismos.




Publicar un comentario