lunes, 2 de enero de 2017

La palabra Carrizal

LA PALABRA CARRIZAL


En el principio fue el verbo, y el verbo era Dios. En el principio fue el sonido; surgieron todos los sonidos, y con ellos, unos de los dones más grandes otorgados al hombre: la palabra. Las palabras son sonidos y grafías que identifican la realidad, en un espacio  y  momento determinado. Con ella viene la facultad de hablar; y con ésta facultad, la posibilidad de nombrar, bautizar, identificar, el mundo de la naturaleza, de Dios y sus misterios, de los hombres y sus costumbres. Las palabras son  responsabilidad del hombre frente a Dios;  y por cada una que diga sobre la tierra, responderá. No hay gratuidad en éste privilegio.
Por todo esto cuando el hombre común, la comunidad, la aldea, el pueblo y finalmente la ciudad, escoge un nombre para bautizar su espacio, una carga sagrada en el sonido, le da sus características, le imprime su identidad. El reconocimiento, que él tiene de sí mismo y el que espera  que hagan los demás cuando vengan a su lugar, al sitio donde vive.  El nombre de un pueblo es responsabilidad de sus habitantes.
Carrizal, según el diccionario de la Real Academia Española, es un sitio poblado de Carrizos. En otro alcance de la expresión es: “Planta indígena de Venezuela, que contiene agua dulce y fresca”. En la sinonimia de Carrizal aparecen otras palabras tales como las siguientes: Cisca, que es una palabra Celta, para identificar una planta gramínea. También está cañaveral y millaca que son plantas al igual que el carrizo. Existe un pájarillo de color pardo, que anida en los vallados y recibe el nombre. También es frecuente en la toponimia de toda Suramérica.
En España, en la provincia de León hay un pueblo llamado la villa de Carrizo de la Ribera. En Chile en la provincia de Atacama, departamento de Freirina, hay un puerto menor con el nombre de Carrizal.
En Venezuela el nombre lo ostentan, pueblos, cerros, sabanas y costas entre otros.
Siguiendo al profesor Marco Aurelio Vila,  geógrafo de alto vuelo y bien conocido en los medios intelectuales y científicos de nuestro país y del exterior, vamos a tomar de su  “Nomenclator Geo-Histórico de Venezuela (1498-1810),  editado por el Banco Central de Venezuela, en su colección histórico-económica venezolana. Volumen X. Caracas 1964, los siguientes datos acerca del nombre de Carrizal:                                                            
1.- Cita de Fernando Miyares (1800). y cita de Altoaguirre. “Carrizal, situado en la costa y al este de La Vela (Falcón). Hoy es un caserio del Municipio Vela de Coro”.
2.- Cita en documento de mensura (1783-1784). “Cerro situado a poca distancia al oeste de Irapa, Estado Sucre”.
3.- Citado por Altoaguirre. “Existe un Curato Carrizal”.
4.- Cita de Caulin. “Sabana del Cotopriz o Carrizal. Se puede aceptar que se encontraba cerca  de la actual Cantaura,  estado Anzoátegui”.
5.- Cita del Obispo Martí. “Carrizal se encontraba cerca de la actual Santa Rita, en la costa N.E. del lago de Maracaibo, estado Zulia”.
6.- Cita de Humboldt. “Isla de Carrizales en el río Apure, a poca distancia de San Fernando”
Para cerrar esta nota acerca de la palabra Carrizal, vamos a copiar un fragmento del poema “Estival” del poeta nicaraguense Rubén Darío, siglo XIX. De su libro titulado “Azul”:

“La tigra de Bengala,
con su lustrosa piel manchada a trechos
está alegre y gentil.
Salta de los repechos
de un ribazo al tupido Carrizal de un bambú;
luego a la roca 
Se agita como loca
Y eriza de placer su piel hirsuta”
  

Lic. Pablo Molina


 

Publicar un comentario