viernes, 13 de enero de 2017

Breve reseña histórica del Sector Las Américas

CRÓNICAS DE LAS COMUNIDADES
BREVE RESEÑA HISTÓRICA
DE “LAS AMÉRICAS”



Sector Las Américas de Carrizal
Imagen tomada de Google Earth


En una conversación sostenida el Sr. Juan Bautista Belisario Camacho, en el año 2010, quien nació en Carrizal, nos contó, que cuando se invadieron los terrenos de la Comunidad de “José Manuel Álvarez”, el tomó un pedazo de terreno, e hizo un rancho pero llegó la policía y se lo tumbó por lo que tuvo que buscar otro sitio para hacer su residencia, conjuntamente con su señora esposa.
Es así como llegó al sector “Las Américas” una comunidad a la que igualmente llegaron un grupo de familias que atraídas por el clima y la tranquilidad.
Las primeras familias que se mudaron a estos predios entre los años ’50 y ’60, recuerda a los Ochoa, quienes fueron los primeros en llegar al sector, luego se le fueron sumando los Ascanio, Chávez, Belisario, Martínez, Landaeta, Bello, Márquez, Hidalgo, Betancourt, Peña, Castro, Ávila, Matamoros y otros.
Así se empezó a conformar esta comunidad entre calles de tierra a las cuales había que echarles agua para que no se levantara tanto polvo.
La primera bodega del sector fue la del Sr. Carlos Bello y posteriormente la bodega “los Malabares” al frente de donde está ubicada la plaza, sitio en el que había muchas matas de Malabares que le daban un exquisito olor al sector.
El agua la obtenían de las quebradas aledañas al sector la cual según su testimonio, provenían de la Yerbabuena y eran muy abundantes,  limpias y en ellas se podía pescar hasta sardinas.  Eran aptas tanto para el consumo humano, como para lavar la ropa y demás quehaceres del hogar.
Años más tarde llevaron un taladro al sector los Pozotes aledaño al Liceo “Manuel María Villalobos”, y empezaron a construir redes de tuberías que llegaban a las casas cercanas.  Luego en el mismo sector se construyó un tanque, que debido al crecimiento demográfico quedó debajo de una de las casas de la comunidad.
El sector era “sólo monte y culebras” y en épocas festivas, la calle principal de Carrizal, comentó,  se convertía en una manga de coleo que construían los hombres del pueblo con bambúes y llegaba desde donde está la actual ferretería “La Ruina” hasta la actual ferretería “Tenampa” y eran estas fiestas las mayores y mas disfrutadas por los habitantes del municipio.  Luego estas fiestas las trasladaron a la Calle Las Industrias y más tarde a la Yerbabuena.
Afortunadamente por ser una calle principal, ya el señor Lucio Ochoa tenía luz eléctrica y los demás habitantes poco a poco se fueron anexando, aunque posteriormente fue sustituido por el alumbrado actual.
El clima era según su testimonio exquisito.  Sólo había neblina y en oportunidades había semanas en que no se veía la luz del sol.
Los caminos eran pantanales debido a la gran humedad ambiental y la vegetación era espesa.  Casi todas las casas tenían siembras de verduras, hortalizas y café.
Entre las especies animales que había en la zona se puede mencionar a las guacharacas, rabipelados, conejos, lapas, torditos, choítas, tortolitas, cristofué, azulejos y muchas más especies de aves y según el comentario de algunos habitantes del entonces, que en algunas noches merodeaba un león en la zona.
Además nos contó el señor Juan Bautista que una noche el iba caminando hacia el topo La Bandera (actualmente sector la Cruz de Brisas de Oriente) por uno de los caminos vecinales que transitaban los lugareños para llegar trasladarse en el municipio y al llegar a la curva de “El mango”, vio hacia la montaña y como eran pajales notó que algo venía hacia él “así como volando o en el aire” y corrió asustadísimo hasta llegar a su destino pero nunca supo qué era.
También se recuerda que una vez debido a la gran neblina existente en el sector, se estrelló en las cercanías de Las Aguaditas una avioneta cargada con carne de res.
El nombre de la comunidad, se cree, es debido a que todos los Días Panamericanos ó Día de Las Américas, el cual se celebra los 14 de abril, el profesor Francisco Palacios, hacía un acto en la Plaza, en la cual se izaban todas las banderas de los países latinoamericanos en un acto que resultaba muy vistoso y contaba con la participación de todas las escuelas del municipio.
Para la fecha de la conversación con el Sr. Belisario, la comunidad contaba con aproximadamente 3.800 habitantes.
Cuenta la comunidad con los servicios públicos necesarios, panadería, abasto, talleres mecánicos, lavandería, centro de conexiones telefónicas, licorería, librería, etc.
Publicar un comentario