lunes, 25 de agosto de 2014

Bol. 8 / Oct. ´02. Día Mundial del Hábitat

    DÍA MUNDIAL DEL HÁBITAT
PRIMER LUNES DE OCTUBRE


Nuestro hogar es este bello y maravilloso planeta, creado por la Excelsa Inteligencia y la mano de Yahvé de los Ejércitos nuestro padre universal, ideador de galaxias, nebulosas gestadoras de estrellas y modelo de la criatura más inteligente de este cuerpo celeste llamado Tierra. Sin embargo, tanta belleza y maestría comenzó a deteriorarse desde el momento en que esa criatura llamada hombre, comenzó a transformar su entorno, de una manera abyecta: la contaminación del aire y deposición de residuos industriales en los ríos, mares, suelo; la tala y la quema, la destrucción de los ecosistemas, la pesca de arrastre que destroza los nichos ictiológicos. 
Precisamos hacer algo por nuestro planeta. No tenemos otro. Debemos usar productos biodegradables para garantizar la vida de los peces, lombrices de tierra, bacterias de la nitrificación. Productos que no destruyan la capa de ozono y que no creen estados alérgicos.
Luchemos desde nuestros hogares, desde nuestro lugar de trabajo, desde las escuelas, por un modelo de desarrollo libre, humano, que beneficie al planeta, sus bosques, sus faunas y sus climas. A nivel personal debemos comenzar por no dañar nuestro organismo con alcohol, tabaco, cafeína y otras drogas. Tenemos que alimentar sanamente a nuestra descendencia, a nuestras parejas, a nosotros mismos ya cuantas personas podamos ayudar ya que nuestro cuerpo es un hábitat interno.
Nuestro hábitat terrestre demanda de cada ser viviente y pensante su cuota de aporte en aras de un ambiente sano para nuestros hijos, los hijos de nuestros hijos y así por siempre. Tenemos que oponemos a toda forma de agresión al medio, a todas las formas de guerra y procurar la paz que es la llave mágica para la eterna convivencia.

Por todas estas razones, la Comisión de Asentamientos Humanos de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, designó en el año 1985, el primer lunes de octubre de cada año, como el Día Mundial del Hábitat, apoyando así a las organizaciones o individuos que contribuyan a tratar problemas críticos como la pobreza, desigualdad, tensión familiar, desempleo, escasez de oportunidades educativas y vocacionales, y falta de cuidados a la salud, incluyendo los servicios de salud mental.
Publicar un comentario