lunes, 25 de agosto de 2014

Bol. 8 / Oct. ´02. Natalicio de Simón Rodríguez

NATALICIO DE SIMÓN RODRÍGUEZ
28 DE OCTUBRE


En esta fecha, nace en Caracas, Venezuela, Simón Rodríguez, hijo de Don Cayetano Carreño y Doña Rosalía Rodríguez de Carreño. Desde muy pequeño mostró personalidad fuerte y definida. Era de carácter imponente, voluntarioso y hasta arrogante, a tal punto que a partir de discusiones familiares, decidió no utilizar su apellido legal Carreño, sino solo el de su madre Rodríguez. Adoptó el pseudónimo Samuel Robinson para sus luchas e ideales. Cuando tenía que firmar con su nombre de pila, lo hacía así: Simón, el viejo, para diferenciarse de Simón, el joven Simón Bolívar.
Simón Rodríguez era intranquilo, curioso, pensador, estudioso, admirador de los enciclopedistas, en especial de Charles ­Louis de Secondat Montesquieu, pensador y escritor, quien llegara a ser presidente del parlamento de Burdeos, de Rousseau a quien llamaban "el abate", prominente médico empírico, perteneciente a la Orden de los Capuchinos y de Francois Marie Arounet Voltaire, poeta épico satírico, historiador y filósofo, todos ellos, hombres célebres y representativos de Francia.
Desde muy joven se suma a los que luchan por la libertad de Venezuela de la corona española. Participó en la conspiración  Gual y España y tuvo que huir para no ser ejecutado. En su afán de cultura, aprendió inglés, francés, alemán, italiano y portugués.
Viaja a Europa y se encuentra allá con su amigo y alumno Simón Bolívar, abatido por la muerte de su esposa. Fue en Roma que Bolívar jura, en el Monte Sacro ante Dios y su maestro, no dar descanso a su brazo hasta ver libre del yugo español, a su Venezuela y su América.
Años después, libre Venezuela del dominio español, Simón Rodríguez acompañó al Libertador por Colombia, Ecuador y Perú, en donde fue designado Director e Inspector General de Instrucción Pública y Beneficencia y desde ese cargo inició la modernización de la educación, pero la falta de fondos le impidieron realizar mejor labor.
Su gran pasión fue la educación y en cualquier sitio que visitó, fundó cátedras, escuelas, sitios de aprendizaje. Su norte era la lucha contra el analfabetismo y curiosamente estando en Chile, en Valparaíso, instaló una fábrica de velas, producto que ofrecía  con este pregón: "Velas, para el siglo de las luces. Este es el siglo de las luces, velas... "
            Este genio de la cultura y la educación, falleció en Amotape, Perú, el 28 de febrero de 1854.


Bibliografía: Fechas para recordar.
Editorial Salesiana.Caracas,

Venezuela, 2000.
Publicar un comentario